Ciudad de México.- El coordinador de los diputados del PED, Ricardo Gallardo Cardona, aseguró que México sí está en posibilidad de adoptar una nueva política salarial para fortalecer el mercado interno, impulsar el crecimiento económico y mejorar la economía de 50 millones de trabajadores.

Dijo que es viable que el salario mínimo se aumente a 176.72 pesos diarios en todo el país, a partir del 1 de enero de 2019.

En un comunicado, recordó que el grupo parlamentario de Morena se opuso el jueves pasado a que el Pleno de la Cámara de Diputados discutiera y aprobara un punto de acuerdo para pedir a la Comisión Nacional de Salario Mínimo (Conasami) que ese incremento salario se concrete.

En esa ocasión Gallardo Cardona señaló que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador se habría comprometido con gobernadores que en la zona fronteriza con Estados Unidos se incrementaría el salario mínimo a 176.72 pesos diarios a partir de enero próximo.

Este domingo, el líder parlamentario aseguró que continuará insistiendo en que ese aumento salarial se aplique a todo el país y no sólo en los estados fronterizos del norte.

Aseveró que continuará insistiendo para que las distintas fuerzas políticas muestren voluntad de beneficiar a los trabajadores de México.

“No vamos a claudicar porque nuestra propuesta es viable, si bien el crecimiento de la economía en el país ha sido únicamente del 2.0 por ciento”.

“Las políticas de austeridad republicana propuestas por el presidente electo, la confianza ciudadana de la que goza y una mayoría de izquierda en el Congreso de la Unión, propician condiciones para concretar nuestra propuesta, no de manera gradual a lo largo del sexenio, sino de manera total y a corto plazo”, agregó.

Puntualizó que controlar el salario ha sido la principal estrategia neoliberal para controlar la inflación, pero con altos costos porque ha debilitado el mercado interno, ha frenado el crecimiento económico y ha reproducido la pobreza.

Gallardo Cardona expuso que, tener en la pobreza a 62 millones de mexicanos, significa dejar fuera del mercado a la mitad de la población de México.

“Ésta es la principal causa de la débil demanda interna y de las grandes dificultades para que los productores nacionales encuentren consumidores suficientes para hacer crecer sus empresas”, apuntó.

El diputado perredista dijo que la opinión de los grandes bancarios y financieros es que se debe seguir con la política “de la precariedad salarial”.

“Lo mismo piensan y dicen los tecnócratas que han dirigido la economía de México desde 1982, pero con los acuerdos adoptados por el presidente electo con los gobernadores de la frontera del norte para duplicar el salario mínimo y bajar impuestos, se demuestra que sí es posible adoptar una política racional de un salario mínimo de 176.72 pesos al día en todo el país”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here