Un grupo de expertos* de la ONU en derechos humanos ha denunciado que en Venezuela están muriendo niños por causas que pueden prevenirse y que están relacionadas con el deterioro de los hospitales, la escasez de medicamentos y la falta de medidas eficaces de higiene.

«Al menos 16 menores de cinco años han muerto en el Hospital Universitario de Pediatría Dr. Zubillaga, en el estado de Lara, en lo que va de 2018 por infecciones causadas por higiene deficiente», declararon los expertos de la ONU y una relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Soledad García.

«También hay informes de la muerte de menores en hospitales por desnutrición, infecciones respiratorias agudas, enfermedades diarreicas agudas y por otros padecimientos», añaden.

Los expertos alertan de que “se ha alcanzado un momento de crisis en el sistema sanitario de Venezuela” y “los propios hospitales se han convertido en un lugar donde la vida de las personas se pone en riesgo”.

Ante el “serio deterioro”, piden al Gobierno que actúe “de manera urgente” para movilizar “los recursos necesarios y disponibles”, incluyendo la “cooperación internacional”.

“Nos preocupa de manera profunda que niños y niñas estén muriendo por causas prevenibles relacionadas con el estado de deterioro de las instalaciones de salud, la escasez tanto de insumos de salud como de medicamentos, así como la falta de medidas sanitarias y de higiene eficaces”, aseguran y añaden que están “desconcertados” por los informes que indican que personal sanitario, periodistas y familiares de las víctimas, que han denunciado o presentado quejas, están siendo acosados e intimidados.

Por otra parte, los expertos también alertan de la situación de las personas mayores, “quienes enfrentan una situación de extrema vulnerabilidad frente al cierre de instalaciones de atención y la escasez de medicamentos y alimentos”.

«Estamos extremadamente preocupados por los resultados de un estudio que muestra que las personas mayores pierden 16 kilos al año en promedio por la escasez de alimentos en los centros de atención en el estado Miranda», subrayaron.

Los datos con los que cuentan muestran una escasez de más del 80% en medicamentos para la presión arterial y los niveles de azúcar altos, dos de las afecciones más comunes entre las personas mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here