Los últimos datos indican que el número de personas que padecen hambre en el mundo continúa en aumento, alcanzando los 821 millones en 2017 -una de cada nueve personas-, según el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018 presentado por la ONU. También se están logrando avances limitados frente a las múltiples formas de malnutrición, que van desde el retraso del crecimiento infantil hasta la obesidad adulta, amenazando la salud de cientos de millones de personas.

El hambre ha aumentado en los últimos tres años, volviendo a los niveles de hace una década. Este retroceso envía una señal clara de que hay que hacer más y de forma más urgente si se pretende lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible de alcanzar el Hambre Cero para 2030.

La situación está empeorando en América del Sur y en la mayoría de las regiones de África, mientras que la tendencia decreciente de la subalimentación que caracterizaba a Asia parece estar ralentizándose de forma significativa.

El informe anual de la ONU señala que la variabilidad climática que afecta a los patrones de lluvia y las temporadas agrícolas, y los fenómenos meteorológicos extremos como sequías e inundaciones, se encuentran entre los principales factores detrás del aumento del hambre, junto con los conflictos y las crisis económicas.

La otra cara del hambre: aumenta la obesidad

La obesidad adulta está empeorando y más de uno de cada ocho adultos en el mundo es obeso. El problema es más acuciante en América del Norte, pero África y Asia también están experimentando una tendencia al alza, según el informe.

La subalimentación y la obesidad coexisten en muchos países e incluso pueden darse juntas dentro del mismo hogar. La falta de acceso a alimentos nutritivos debido a su mayor costo, el estrés de vivir con inseguridad alimentaria y las adaptaciones fisiológicas a la privación de alimentos ayudan a explicar por qué las familias con inseguridad alimentaria pueden tener un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad.

Datos y cifras clave

Número de personas que sufren hambre en el mundo en 2017: 821 millones, 1 de cada 9 personas

en Asia: 515 millones
en África: 256,5 millones
en América Latina y el Caribe: 39 millones
Niños menores de 5 años afectados por retraso del crecimiento (altura baja para la edad): 150,8 millones (22,2 por ciento)
Niños menores de 5 años afectados por emaciación (peso bajo para la altura): 50,5 millones (7,5%)
Niños menores de 5 años con sobrepeso (peso elevado para la altura): 38,3 millones (5.6%)
Porcentaje de mujeres en edad reproductiva afectadas por anemia: 32,8%
Porcentaje de lactantes menores de 6 meses que fueron alimentados exclusivamente con leche materna: 40,7%
Adultos que son obesos: 672 millones (13% o 1 de cada 8 adultos)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here