La población mundial crecerá en 2200 millones de personas de aquí a 2050, de los que 1300 millones nacerán en el África subsahariana, donde las mujeres tienen un el limitado acceso a la atención de la salud y la educación, según un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas, que señala que las parejas han de poder decidir cuántos hijos desean y cuándo tenerlos.

El estudio sobre el Estado de la población mundial 2018, lanzado este miércoles, y titulado “El Poder de decidir. Derechos reproductivos y transición demográfica”, indica que se percibe una tendencia mundial a crear familias más pequeñas en especial desde la década de 1960.

Esta situación refleja que un número cada vez mayor de personas toman decisiones sobre sus vidas reproductivas eligiendo el número de hijos que desean y en qué momento.

Pese a esta transición gradual hacia tasas de fertilidad más bajas, ningún país puede afirmar que todos sus ciudadanos disfrutan de derechos reproductivos en todo momento, afirma el informe.

La falta de apoyo económico y social para mantener el número de hijos deseados o la falta de medios de control del embarazo, son dos de las causas por las que se produce esta situación.

Salud reproductiva y anticonceptivos

Como soluciones para alcanzar la libertad de decisión del número de hijos deseados, el Fondo de Población de las Naciones Unidas propuso una serie de medidas, entre ellas priorizar el acceso a servicios de salud reproductiva de calidad, incluidos los anticonceptivos modernos.

También recomienda garantizar el acceso a una educación de calidad que incluya una educación sexual adecuada a cada edad; lanzar campañas para que los hombres varíen su actitud y apoyen los derechos de las mujeres y las niñas; y ayudar a las parejas a tener más hijos favoreciendo la conciliación de la vida laboral con la familiar.

“La posibilidad de decidir puede cambiar el mundo. Puede mejorar rápidamente el bienestar de las mujeres y las niñas, transformar familias y sociedades, y acelerar el desarrollo mundial”, explica la Dra. Natalia Kanem, directora ejecutiva del UNFPA.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here