Ginebra, Suiza.- Un nuevo informe de la ONU reveló que las emisiones globales de CO2 aumentaron en 2017 y advirtió que, si no se multiplican los esfuerzos para reducirlas, la comunidad internacional no podrá alcanzar la meta de restringir a 2 °C el calentamiento del planeta para finales de siglo. La adopción de impuestos a los combustibles fósiles puede contribuir a reducir las emisiones.

El estudio, publicado este martes por el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), sonó la alarma sobre el incremento de los gases de efecto invernadero y urgió a disminuirlos antes de 2030 para garantizar el objetivo de un aumento máximo de 2 °C en la temperatura de la Tierra.

El cumplimiento del Acuerdo de París, en el que se establece ese fin, requerirá que los Estados tripliquen las medidas que están implementando y, si la comunidad internacional quisiera ir más allá y limitar el calentamiento a 1,5 °C, esas provisiones deberán ser cinco veces mayores. Según el PNUMA, aunque las posibilidades van decreciendo, esa meta aún es posible de lograr.

El informe fue divulgado en vísperas del inicio de la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático (COP 24) y en él se indica que, si continúan las tendencias actuales, el calentamiento global será de 3 °C al finalizar este siglo y a partir de entonces será aún más drástico.

27 NOVIEMBRE 2018

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here