Ciudad de México.- El desierto de Chihuahua constituye uno de los ecosistemas más diversos del planeta, y sus pastizales son un importante refugio para las aves que cada invierno migran desde Canadá hasta el sur del continente en la búsqueda de un refugio para el frío.

Por ese motivo, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC por sus siglas en inglés) presentó “Story Map”, en el que destaca la riqueza de los Pastizales del Desierto Chihuahuense y los peligros que enfrenta.

Este mapa interactivo precisa que esta ecoregión incluye 13 de las áreas prioritarias para la conservación de pastizales en América del Norte y que a pesar de recibir menos de 25 centímetros de lluvia por año, llega a albergar más de 500 especies de aves, 130 especies de mamíferos y tres mil especies de plantas.

El ecomapa de NRDC se centra en dos áreas prioritarias para la conservación y que son las regiones de Janos y Valles Centrales, en el estado de Chihuahua.

Los pastizales de estas dos áreas representan una de las zonas con mayor diversidad de especies de aves migratorias en el Desierto Chihuahuense, incluyendo el Gorrión de Baird, Escribano Cuellicastaño y Bisbita Llanera.

Además de contar con especies endémicas como el perrito de la pradera y el bisonte, los pastizales también almacenan cantidades significativas de carbono en sus raíces, haciendo de su conservación una importante solución climática.

Entre los peligros que enfrenta esta reserva, es el pastoreo excesivo para satisfacer la demanda de ganado para exportación a los Estados Unidos, así como la introducción de especies de plantas invasoras y la conversión de los pastizales en tierras de cultivo.

Debido a ello, se ha registrado una transformación radical entre 2006 y 2011, de manera que en la región de Valles Centrales se perdieron casi 28 mil hectáreas de pastizales, al ser convertidos en áreas de cultivo agrícola, lo que representó una pérdida del 6 por ciento de este ecosistema.

NRDC advirtió que de continuar esta situación, todos los pastizales de la región podrían perderse para el año 2025, lo que supone una gran amenaza para las especies de aves que habitan en los pastizales.

Recordó que en las últimas cuatro décadas, las aves de los pastizales experimentan un declive poblacional, mayor que cualquier otro grupo de especies de aves en América del Norte.

A ello se suman las sequías prolongadas provocadas por el cambio climático, lo que ha generado un déficit de pastizales del 30 al 40 por ciento debido a la falta de lluvia durante el presente año y cuyas condiciones continuarán para 2019.

Esto demuestra que el uso insostenible del agua representa otra amenaza más para este ecosistema, toda vez que 23 por ciento de los acuíferos están sobreexplotados y la transformación de los pastizales para otros usos hace que sea aún más difícil la recarga de agua subterránea.

No obstante, NRDC destaca que existen acciones para prevenir y detener estas amenazas y que incluyen la gestión sustentable de los recursos hídricos, y el uso de prácticas de pastoreo de menor impacto.

Aún así destacó que es importante tomar más medidas para proteger este ecosistema crítico, por lo que manifestó su confianza en que el nuevo Story Map de los Pastizales Chihuahuenses ayude a despertar la consciencia de la población sobre este recinto natural.

El mapa puede consultarse en https://www.nrdc.org/es/resources/pastizales-desierto-chihuahua, el cual permite a los usuarios conocer la riqueza de una de las regiones áridas más biodiversas del continente americano.

NOTIMEX

17 DICIEMBRE 2018

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here