Ginebra, Suiza.- El ISIS o Daesh continúa siendo una amenaza a la paz y la seguridad mundial pese a la reducción de los ataques y complots internacionales observados en 2018, alertó este lunes el secretario general adjunto de la Oficina de la ONU contra el Terrorismo.

Vladimir Voronkov presentó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el más reciente informe del Secretario General sobre el ISIS o Daesh y los esfuerzos internacionales para contrarrestarlo.

El reporte recordó que el ISIS es una organización global con liderazgo centralizado que incrementa su alcance con el retorno, la reubicación y la puesta en libertad de combatientes terroristas extranjeros. “La radicalización en las prisiones es un reto especialmente en Europa e Iraq.”

Según datos de la ONU, el ISIS controla entre 14.000 y 18.000 militantes, de los cuales unos 3000 son extranjeros.

Liderazgo central

“Pese a una actividad más escondida o circunscrita a comunidades locales de las células del ISIS, el liderazgo central mantiene su influencia e intenta generar ataques internacionales. Mantener ese liderazgo es crucial para los objetivos del grupo”, apuntó Voronkov.

En cuanto a la fuerza financiera del ISIS, señaló que, aunque los ingresos se redujeron gracias a las derrotas territoriales, el grupo pudo mantener sus operaciones mediante reservas, dinero en efectivo o inversiones en negocios. En total, el informe estimó que esos fondos oscilaron entre 50 y 300 millones de dólares en 2018.

Por su parte, la subsecretaria general y directora ejecutiva del Comité contra el Terrorismo advirtió sobre la complejidad que supone hacer frente al ISIS en vista de que se trata de una organización que se ha transformado de ser un grupo local con operaciones en Iraq y Siria para llegar a ser una red global con presencia en numerosas regiones del mundo.

“El ISIS sigue siendo uno de los grupos terroristas internacionales con más probabilidades de llevar a cabo un ataque de gran escala en el futuro. Además, sus planes de socavar los esfuerzos de estabilización y reconstrucción en las zonas de conflicto, y su intención de alimentar la tensión sectaria continúan siendo una preocupación para la comunidad internacional”, dijo Michèle Coninsx.

12 FEBRERO 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here