Cd. Guerrero, Chih.- En la cosecha pasada el precio del kilo de frijol se fijó en 17 pesos, lo que dificultó el pago por parte del Gobierno del Estado, pues aún tiene una deuda de 9 millones de pesos a los productores de municipios de la zona de Guerrero, como el propio Guerrero y Namiquipa, por el frijol que se comprometió a vender, pero que todavía sigue en bodega.

Así lo informó el director de Desarrollo Rural del Municipio de Guerrero, Sergio Orozco, en referencia a lo sembrado en 2017, pues indicó que en lo que respecta a la última cosecha, cuya estadística fue a dada a conocer en diciembre, no ha habido problema alguno en el pago, mismo que se fijó en 12.50 pesos el kilo para un total de 7 mil 500 toneladas de esa región.

Sergio Orozco acudió a la Secretaria de Desarrollo Rural de Gobierno del Estado, a fin de dar seguimiento a la solución de lo que se adeuda, donde el Estado y el acopiador que tiene resguardado el frijol, están en búsqueda de compradores e incluso de una línea de crédito para poder responder a los agricultores.

Los 9 millones de pesos corresponden a un total de 3 mil toneladas, en lo que compete al subsidio pactado.

Orozco agregó que sostuvo un diálogo con el diputado federal Eraclio Rodríguez, quien se comprometió a  también buscar clientes en otras partes del país, a fin de coadyuvar en la solución a esta problemática.

12 MARZO 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here