Ginebra, Suiza.- La política de Israel de usurpar los recursos naturales palestinos y despreciar el medio ambiente ha robado a los palestinos de activos vitales, impidiéndoles disfrutar de su derecho al desarrollo, asegura el relator especial sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados desde 1967.

«Para casi cinco millones de palestinos que viven bajo la ocupación, la degradación de su suministro de agua, la explotación de sus recursos naturales y el deterioro de su medio ambiente, son síntomas de la falta que tienen de cualquier control significativo sobre su vida cotidiana», dijo Michael Lynk en un informe presentado al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra. Según el relator especial*, Israel utiliza los recursos naturales del territorio palestino ocupado “como un país soberano usaría sus propios activos, con consecuencias sumamente discriminatorias”.

El informe, que se centra en el impacto de la ocupación en el medio ambiente y los recursos naturales, señala que las personas que viven bajo la ocupación deberían poder disfrutar de una gran cantidad de derechos humanos consagrados en el derecho internacional, a fin de proteger su soberanía sobre su riqueza natural.

18 MARZO 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here