África alberga a un tercio de la población desplazada por la fuerza en el mundo. Al final de 2017, el número alcanzó los 24,2 millones de personas. Factores como el cambio climático, los conflictos, la pobreza y la discriminación, estancan el desarrollo sostenible del continente y se necesita una acción urgente. Líderes mundiales se han dado cita en la ONU para acabar con este movimiento forzoso de personas.

“La mejor manera de proteger a los refugiados y personas desplazadas es evitar que tengan que abandonar sus hogares. Eso significa abordar las causas fundamentales, como la pobreza, el conflicto, la discriminación y la exclusión de todo tipo”, aseguró el Secretario General al inicio de la Serie de Diálogos de África que se lleva a cabo esta semana en la sede de la ONU en Nueva York y que este año tiene como objetivo encontrar soluciones duraderas para el desplazamiento forzoso en el continente.

África alberga a un tercio de la población desplazada a la fuerza en el mundo. Al final de 2017, el número alcanzó los 24,2 millones de personas, un aumento de 4,6 millones con respecto a 2016.

Además, en junio de 2018, el continente recibió a 6,2 millones de refugiados y solicitantes de asilo, así como 15,5 millones de desplazados internos.Los países africanos tienen un largo historial de mantener sus fronteras, puertas y corazones abiertos para los refugiados y las personas desplazadas.

“Los países africanos tienen un largo historial de mantener sus fronteras, puertas y corazones abiertos para los refugiados y las personas desplazadas internamente, un ejemplo que no todos siguen en el mundo”, recalcó António Guterres, agregando que este año se celebra el 50 aniversario de la Convención para los Refugiados de la Unión Africana y el décimo aniversario de la Convención de Kampala sobre los desplazados internos, la única de este tipo a nivel regional.

Hospitalidad y generosidad de África

El titular de la ONU recordó que, durante su tiempo como Alto Comisionado para los Refugiados, fue testigo de lasolidaridad y la hospitalidad de los países africanos y que muchos continúan estableciendo el estándar global.

“Países como Uganda, Djibouti, Ruanda y Etiopía están tomando medidas innovadoras para reconocer y promover los derechos de los refugiados. Los países africanos desempeñaron un papel clave en la obtención de la aprobación del Pacto Mundial sobre los Refugiados el año pasado”, expresó.

Sin embargo, Guterres resaltó que, en cuanto a los esfuerzos de paz, aunque se han logrado avances, la ONU y los Gobiernos enfrentan vientos en contra.

“En Libia y Sudán, necesitamos una acción coordinada urgente para estabilizar la situación y allanar el camino hacia una paz sostenible. En la República Centroafricana, acogemos con satisfacción el acuerdo de paz negociado por la Unión Africana y trabajaremos estrechamente en la reconciliación nacional y la consolidación de la paz. En Sudán del Sur, continuaremos protegiendo a los civiles, ya que apoyamos el proceso de paz y avanzamos hacia la estabilidad a más largo plazo”, dijo.

21 MAYO 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here