De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, la canícula es un período de 40 días en los que se presenta calor extremo, la duración e intensidad del fenómeno climático oscila entre julio y agosto, pero en circunstancias extremas puede extenderse hasta septiembre o iniciar en junio.

Por ello, se recomienda a la población extremar precauciones para evitar golpes y agotamientos por calor, así como quemaduras solares.

Ante esta situación climatológica, la Secretaría de Salud emitió las siguientes recomendaciones:

  • Evitar exponerse al sol por periodos prolongados, especialmente entre las 11:00 y 15:00 horas del día.
  • Mantenerse hidratado durante el día con agua natural.
  • Vestir ropa de colores claros y utilizar gorra o sombrero.

Es importante que la población esté atenta a los síntomas de alarma: irritación, boca y lengua seca, saliva espesa, palidez de la piel y las mucosas; en caso de los niños, llanto sin lágrimas, ojos hundidos y síndrome de lienzo húmedo (el cual se detecta al pellizcar la piel, esta no vuelve a su posición original, se queda como arrugada).

Se debe mantener mayor atención en las personas menores de cinco años y adultos mayores de 60 años de edad, pues son los principales grupos de riesgo, y en caso de padecer alguno de los síntomas antes descritos, se debe acudir lo antes posible al centro médico más cercano para su pronta atención y de igual manera solicitar sobres “Vida Suero Oral” los cuales se proporcionan de forma gratuita en las unidades de salud.

12 JULIO 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here