Un nuevo suceso sacude la corona británica; el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle (quienes recibieron el título de duques de Sussex al contraer matrimonio), ha informado a través de un comunicado que ¡renuncian a sus funciones dentro de la Familia Real Británica!; asimismo el hijo de la fallecida Princesa Diana de Gales (Lady Di), resaltó que buscarán su independencia financiera.

«Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución, tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina», cita la primera parte del comunicado de los duques de Sussex.

El príncipe Harry y Meghan Markle manifestaron que ahora planean equilibrar su tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, continuando honrando su deber hacia la Reina Isabel II, la Commonwealth y sus patrocinios.

«Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa.

«Esperamos compartir los detalles completos de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, El Príncipe de Gales, El Duque de Cambridge y todas las partes relevantes, hasta entonces, acepte nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo. El duque y la duquesa de Sussex».

Durante el 2019 la Familia Real tuvo que lidiar con las críticas contra Meghan Markle; la situación se volvió tan tensa que Harry terminó demandando a varios diarios sensacionalistas acusados de hostigar a la exactriz estadounidense, como ya lo habían hecho con su madre Diana de Gales.

Los duques tomaron la decisión de alejarse de todos y de todo el pasado octubre, después de su histórica visita por África, una decisión que sorprendió a todos, pero que venía precedida por la fuerte presión mediática que estaban viviendo por parte de los tabloides británicos.

Optaron por un retiro de seis semanas para poder estar en familia, mirar con perspectiva su papel institucional y tomar fuerzas para los nuevos retos y causas en los que se van a involucrar después de abandonar la Royal Foundation, entidad de la que eran coodirectores junto con los duques de Cambridge (príncipe Guillermo y Kate Middleton).

Luego de meses lejos de los reflectores, Harry y Meghan retomaron su agenda con una visita a la Casa de Canadá en Londres, donde mantuvieron un encuentro con Janice Charette (alta comisionada de Canadá en el Reino Unido) y con su equipo para agradecer la hospitalidad con la que han sido tratados durante su estancia en este país, donde vive la madre de la duquesa de Sussex.

EL DEBATE

8 ENERO 2020

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here