La mayoría de las infecciones fuertes no se deben a un mecanismo de infección por bacterias. La mayoría son infecciones virales. 

¿Porqué es más común que nos enfermemos por virus? Porque los virus se transmiten más fácilmente. Son microorganismos que duran más en las superficies. En una gota de un estornudo viajan miles de virus y no de bacterias que normalmente son más grandes.

Entonces, ¿qué ocurre? La mayoría de las personas al automedicarse con antibióticos y no acudir a un médico provocan en sus cuerpos resistencia en las bacterias que normalmente tenemos, lo que causa que una  infección viral se sobre infecte más fácilmente, a veces por malas dosis en malos tiempos por no están bien indicados.

Persisten en mi cuerpo súper bacterias resistentes a antibióticos comunes, a esos que ya conozco: ampicilinas, penicilinas, amoxicilina e incluso eritromicinas. Todos de primera línea.

El riesgo de enfermarnos con súper bacterias, viene cuando convivimos con personas que normalmente se automedican.

Si tenemos dos días con catarro, pensamos: esta es una infección, es una bacteria, ya no me curé; es que el resfriado dura tres días, ya lo leí en Google, ya investigué en internet y “tal página” me dice que si yo tengo “estos síntomas” tengo infección por “esta bacteria” y que tome “este antibiótico”. Logro de una manera u otra buscar en el botiquín de la casa o en un lugar en donde me vendan antibióticos sin receta.

Lo único que logramos es matar nuestra proporción de bacterias que sí son sensibles y quedarme con las resistentes en mi cuerpo, como si fuera una reinfección. A los diez, doce o quince días empiezo de nuevo con síntomas más intensos y soy capaz de contagiar a otras personas de esas mismas bacterias resistentes.

El uso indiscriminado de antibióticos cuando no estoy seguro que tengo un proceso bacteriano, lo que provoca es resistencia a los antibióticos

Las infecciones que empiezan de una manera leve y persisten por más días y se van agravando, normalmente es que necesitamos un medicamento antiviral que normalmente los usamos cuando inician los síntomas del proceso infeccioso, ya sea por la vía respiratoria superior, que son los más comunes, o de la vía digestiva, pues incluso la vía urinaria o alguna otra zona de nuestro cuerpo podemos tener infecciones virales.

Cuando las infecciones que son leves se van agravando y agregando síntomas, o cuando pasan más de siete días y seguimos con los mismos síntomas, que es lo común, es que se trataba de un virus que se sobre infectó con una bacteria. Al principio no necesitaba el antibiótico, sino después cuando los síntomas se fueron agravando y cuando la infección se fue alargando.

El periodo tanto de incubación pero sobre todo sintomático de un proceso viral, dura de tres a siete días. Cuando tuve catarro por más de una semana y tengo molestias como cefalea, escalofríos, dolor faringeo, dolor en los oídos y/o tos constante, hay que acudir a una revisión para ver la posibilidad de que no ocurra lo más frecuente, que es una sobre infección bacteriana.

El uso indiscriminado de los antibióticos produce bacterias resistentes que tiene la facilidad de irse a la sangre, donde el riesgo mayor es que afecten órganos vitales. Por ejemplo: un catarro común puede convertirse en bronquitis, luego en neumonía y finalmente en meningitis.

Hoy en día en consulta externa se utilizan antibióticos de muy amplio aspecto que anteriormente se utilizaban en enfermedades hospitalarias y áreas como cuidados intensivos.

Siempre que un síntoma que afecte nuestra salud y nuestra vida diaria, hay que consultar al médico, pues es común que caigamos en el error de hacer consultas por internet o Whatsapp, o bien le preguntamos al primo que trabaja en el sector salud y no precisamente como médico.

Un doctor no sólo te va a decir qué tomarte, te va a diagnosticar con un interrogatorio donde obtendrá información de tus síntomas y antecedentes personales, con el objetivo de hacerte la mejor recomendación.

¡Hasta la próxima!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here