Cd. Cuauhtémoc, Chih.- Eduardo Hernández, director del albergue Jesús Camino de Vida, informó que sus benefactores se han visto afectados económicamente debido a la contingencia, por lo que el apoyo que comúnmente les otorgan se ha visto disminuido, lo que ha sido resentido por los infantes que habitan en el albergue.

Dicho albergue se ubica en las calles 82 y Media, número 235, entre las calles Halcones y Tucanes, en la colonia Esperanza, y es un hogar para niños y adolescentes en su mayoría de la Sierra Tarahumara que por alguna razón se quedaron sin familia. Otros fueron rescatados de condiciones de vida muy adversas.

“Necesitamos que nuestros donantes sigan apoyándonos, sigan trayendo los productos y así proporcionar el alimento básico a nuestros usuarios, sino también a otras personas que lo necesiten”, dijo.

Lo anterior debido a la contingencia por la que atravesamos como sociedad, que pueda traer problemas económicos a algunas familias y falta de alimentos.

Explicó que como asociación civil el albergue Jesús Camino de Vida está en la disposición de recibir personas y atenderlas, si la contingencia se agrava.

De momento, el albergue cuenta con alimentos para un mes, no obstante solicitan el apoyo de la población que tenga las posibilidades de donarles alimentos. Para más información, los interesados pueden comunicarse al 625 125 4722.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here