“No nos abrieron más la puerta, pero sí oportunidades”: Luis Téllez Kuenzler; se reconoce la intervención del sector privado en el desarrollo energético, regula el comercio electrónico, establece principios laborales, condiciones fitosanitarias más estrictas y tecnificará las aduanas, entre otros cambios significativos

“El primer punto clave es que se mantiene la apertura comercial para todas las empresas que operan en el área de exportación y para aquellas que dependen de esas negociaciones, además, los aranceles para importar o exportar siguen siendo cero”, comentó el economista Luis Téllez Kuenzler, al explicar las bondades del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que entró hoy en vigor.

Lo anterior, durante el programa Chihuahua Adelante, espacio en donde el gobernador Javier Corral y Luis Téllez, uno de los mayores expertos en el tema, intercambiaron comentarios y opiniones vía Zoom, acerca de los retos, beneficios y oportunidades que brindará el T-MEC al país y en específico al estado de Chihuahua.

El doctor en Economía, Luis Téllez, detalló una serie de cambios importantes que modifican algunas de las áreas que tienen que ver con el comercio internacional, como el anexo de disciplinas que no existían en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Con esta modernización, dijo, se regula el comercio electrónico, se cambian las reglas de origen del sector automotriz y se continúa sin la imposición de barreras no arancelarias, o cupos de entrada; se mantienen las fronteras abiertas, con algunos retos “que como mexicanos, y con un estado como Chihuahua que entiende muy bien lo que se tiene que hacer para promover la inversión, vamos a salir beneficiados de esto”.

Destacó la controversia que existe en el sentido de que los vehículos pesados, así como los automóviles o vehículos ligeros, deberán estar en un 75% manufacturados en América del Norte: “hay analistas que piensan que eso implicará una desventaja para la industria automotriz, yo creo que no, porque lo que vamos a hacer ahora es desarrollar y atraer, como lo hemos sabido hacer, nuevas empresas de autopartes que nos permitan cumplir con ese nuevo requerimiento de integración norteamericana”.

Estableció que por la presión política del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien hablaba de que los sueldos en México eran muy bajos, después de un periodo de ajuste entre el 40 y el 45%, los automóviles tendrán que ser manufacturados por trabajadores que perciban por lo menos 16 dólares la hora.

En la industria automotriz, expresó el doctor Téllez, hubo cambios muy importantes “pero creo que representan un reto para México. No nos abrieron más la puerta, pero sí nos abrieron oportunidades que si sabremos aprovechar: podremos producir más autopartes, mejorar los ingresos de los trabajadores mexicanos, a seguir produciendo y ensamblando automóviles, y a aumentar nuestras exportaciones”.

Un tema que también se estableció, es que en el caso del aluminio y el acero, se tiene que utilizar el 70% del producto producido en Norteamérica y esto va a representar una presión para las industrias acereras de los tres países para ser más eficientes y poder competir principalmente contra Europa y Asia. “pero yo creo que esto se va a poder hacer y va a dar oportunidades adicionales a la industria mexicana”.

En agricultura, dijo Téllez Kuenzler, se establecieron condiciones fitosanitarias mucho más estrictas, “yo creo que esto también es muy bueno porque protege a nuestras exportaciones y a nuestros consumidores” ya que en la actualidad, México es el país que más exporta productos agrícolas y pecuarios hacia los Estados Unidos, y en especial Chihuahua ha sido un estado fundamental en ello”.

Agregó que ahora existen medidas de facilitación del comercio que buscan modernizar y tecnificar las aduanas, lo que requerirá un esfuerzo de inversión importante por parte de los gobiernos federales de México y Estados Unidos.

En materia de energía, dijo, se emitió un capítulo o carta separada, en que se reconocen los cambios constitucionales que se hicieron en la pasada administración y la intervención del sector privado en el desarrollo energético de México.

“Ha habido una controversia política en el país, que realmente nos ha movido a todos el piso, pero esto queda claro en el Tratado y se acuerdan las medidas de protección para que la inversión extranjera, específicamente la americana y canadiense, puedan desarrollarse en el país”, señaló.

Consideró además que “si no se establecen las condiciones amigables para que se pueda desarrollar la energía y las empresas no tengan que litigar absolutamente todo lo que están haciendo, va a ser difícil que nuestro sector energético crezca, porque las empresas buscan que el capital que invierten en México tenga un rendimiento”.

Se tiene un acuerdo laboral que cumplir con principios básicos que establece la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que son la libertad de asociación, el reconocimiento de negociaciones colectivas, eliminar cualquier tipo de trabajo forzoso, de menores de edad y la violencia laboral y de no cumplirlos se pueden imponer sanciones.

Detalló que la biotecnología, las telecomunicaciones y algunos otros desarrollos tecnológicos requieren de patentes para poder avanzar. “Hoy ya hay un esquema de libre comercio total entre Estados Unidos, México y Canadá. Estoy seguro que vamos a vivir cambios enormes en la humanidad. El COVID nos va a llevar también a otro tipo de forma de relacionarnos en nuestro trabajo”.

En cuanto a la situación actual, Luis Téllez señaló que estamos en medio de una pandemia muy compleja que va a cambiar y a generar una nueva realidad, que independientemente de lo que implique en los hábitos sociales y de trabajo, va a requerir que haya empleos bien pagados y para eso, este tratado establece las bases; “el trabajo de los chihuahuenses y de su gobernador sin lugar a dudas será fundamental para que esto se pueda concretar en un estado como Chihuahua”.

En este sentido, dijo, México fue el país que de alguna manera, aprovechó más el anterior Tratado de Libre Comercio y Chihuahua es uno de los estados que más se benefició, fueron los chihuahuenses, los empresarios, los trabajadores, la promoción que hicieron los distintos gobiernos de Chihuahua, para atraer inversión extranjera directa al estado.

En el diálogo con Téllez Kuenzler, el gobernador Javier Corral comentó que uno de los principales desafíos de México y de todas las entidades federativas que promueven la inversión extranjera, es el estado de derecho, como la gran institución que brinda la certidumbre jurídica a la inversión, y por lo tanto también la confianza que los inversionistas buscan.

“Lo que no quieren es un país en el que las reglas del juego se estén cambiando, o incluso que se inicien procesos de inversión que luego son consultados a mano alzada con cierto sector de la población”, puntualizó.

El titular del Ejecutivo estatal, señaló que “nosotros hemos dicho que también las entidades federativas en esto vamos a ser muy importantes y vamos a ser definitivas, fundamentales, porque tenemos que asegurar que esas inversiones en nuestros estados tengan precisamente la certeza de que la ley es una, vale para todos, y una vez que se otorga un permiso, una autorización, una licencia, pues ya no se tiene que andar consultando”, este, añadió, es uno delos retos, frente a muchos de los que impone el T-MEC”.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here