Un 73% de los rusos están a favor de de un paquete de reformas constitucionales que permitirá seguir en el Kremlin 16 años más.

El 73,55% de los rusos votaron a favor de las reformas constitucionales pedidas por Vladimir Putin, en especial la que le abre la vía para permanecer en el poder hasta 2036, según resultados parciales publicados el miércoles tras la votación.

Estos resultados se basan en el 26.55% de los centros de votación repartidos en el inmenso territorio ruso y fueron difundidos por la Comisión Electoral Central. Tras una semana de votaciones, los últimos centros cerraron a las 8:00 pm locales (1:00 pm del centro de México) en el enclave de Kaliningrado.

Los resultados parciales indican que el ex funcionario de la KGB, que ha gobernado Rusia durante más de dos décadas como presidente o primer ministro, tendrá el derecho a presentarse como candidato para dos mandatos más. Esto significa que podría seguir siendo presidente durante otros 16 años.

Si esto pasa, Putin terminará su último mandato con más de 84 años cumplidos.

Como es habitual en las elecciones rusas, el recuento comenzó en el Lejano Oriente ruso y en Siberia oriental, donde primero cerraron los colegios.

El mayor porcentaje de apoyo a la reforma de Putin se registró en Chukotka, región separada de Alaska por el estrecho de Béring, con un 83.69%, mientras el menor en la República de Saja, con un 62.35%.

Más del 55% de los rusos no ejercieron su voto este miércoles, sino en los seis días de votación por adelantado.

Aún sin tener el conteo total de votos, el resultado es previsible: las reformas fueron aprobadas por el poder legislativo al comienzo de este año, y el nuevo texto de la Constitución ya está en venta en las librerías.

El presidente Putin votó en Moscú al final de la mañana, sin mascarilla, a diferencia de un asesor.

El martes, Putin se dirigió a los 110 millones de votantes para pedirles que garanticen la «estabilidad, la seguridad y la prosperidad» de un país que presume de haberse reconstruido después del caos que siguió a la caída de la Unión Soviética.

«La soberanía de Rusia depende de nuestro sentido de responsabilidad», agregó.

EXPANSIÓN


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here