CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dmitriy Stuzhuk, el influencer ucraniano que negó la existencia del covid-19 con el argumento de que era un invento para controlar al mundo, falleció a los 33 años, víctima de esta enfermedad el 18 de octubre.

Él mismo narró su historia, la cual quiso compartir para advertir a todos de manera convincente que también pensó que no existía el covid-19 hasta que lo contrajo y confirmó que “la enfermedad no es efímera”.

Contó que se sintió mal al segundo día de viajar a Turquía. Se despertó a medianoche porque su cuello estaba hinchado y tenía problemas para respirar, además de que le dolía el estómago.

Al siguiente día el influencer ucraniano comenzó a toser, pero no tenía temperatura. Tampoco presentó síntomas especiales de la enfermedad, por lo que pensó que su malestar era provocado por hacer deporte, el cambio climático y la nutrición, así como por dormir con el aire acondicionado encendido.

“Después de regresar de Turquía, inmediatamente fui a hacerme varias pruebas, a hacerme una ecografía y por si acaso decidí hacerme una prueba de covid-19. Resultó ser positivo”, señaló.

Al siguiente día se hizo una tomografía computarizada, le recetaron un tratamiento pero él insistió en ser hospitalizado y ahí vio la realidad: “El hospital está completamente lleno de gente, algunos viven en el pasillo. ¡No hay comida ni papel ni cubiertos tampoco! Nadie me advirtió sobre eso”, se quejó.

Le dieron un tratamiento, “un dispositivo de oxígeno para respirar porque tenía niveles bajos de oxígeno”, indicó.

“Considerando todos estos factores, decido que será más conveniente y cómodo para mí estar en cuidados remotos en casa, donde tengo todas las condiciones para un tratamiento normal. Después de todo, siempre puedo contactar con los servicios adecuados. Eso y en casa, como dicen, y las paredes sanan. Mi estado es estable”, indicó el ucraniano en Instagram, dos días antes de morir.

PROCESO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here