Reino Unido, 7 de febrero (RT).– Este viernes ha entrado en prisión Damien Hammond, un criminal británico que aterrorizó la ciudad inglesa de Nottingham vestido como el “Joker” cuando cometía sus crímenes.

El hombre de 31 años de edad fue condenado a 16 años, de los cuales 12 los deberá pasar en prisión, por lanzar una bola de boliche sobre la cabeza de un trabajador municipal en diciembre de 2019, lo que causó daños permanentes a la víctima.

El 30 de diciembre de 2019, Hammond gritó desde la ventana de su casa a dos trabajadores del Ayuntamiento para que no se llevaran un televisor que estaba abandonado en la calle. Él les aseguró que el aparato electrónico era suyo, pero al no recibir respuesta envolvió una bola en un pantalón jean y la dejó caer desde más de cuatro metros de altura sobre uno de los hombres.

El golpe tiró al suelo al empleado municipal y le provocó una herida severa. Fue trasladado al hospital con una fractura de cráneo y hemorragia cerebral. Posteriormente los médicos señalaron que el paciente podría presentar daños cerebrales permanentes que le provocarían convulsiones y desmayos.

Poco después del ataque llegó la Policía y trataron de detener a Hammond, quien seguía comportándose de forma violenta y tiraba objetos por la ventana. A pesar de la llegada de agentes especialmente entrenados para las negociaciones, el enfrentamiento siguió durante horas hasta que finalmente pudieron arrestar al agresor.

Durante el juicio, el acusado reconoció que había tomado durante tres días una droga sintética llamada Mamba. A finales del año pasado, un jurado declaró a Hammond culpable y el pasado 29 de enero, el Juez James Sampson lo condenó por lesiones corporales graves a una sentencia de 16 años, 12 de los cuales estará en prisión y luego podría optar a la libertad condicional.

La carrera delictiva de Hammond comenzó a una edad muy temprana (12 años) y desde entonces se han registrado más de 100 acciones delictivas entre las que se cuentan robo, violencia, daños a la propiedad y desorden público. En 2016 fue condenado a 12 meses de prisión por un delito de lesiones.

“Eres una persona inestable que seguramente volverá a delinquir y sería poco prudente por mi parte si no protejo a la sociedad”, señaló el Juez al dictar sentencia.

REUTERS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here